Anhedonia

Muerte al mismisimo

"Transcurria el siglo XXX. Las calles continuaban siendo las mismas, los gobiernos eran votados a través del tradicional sistema democratico, la musica continuaba su paulatino declive aunque existian conjuntos musicales que se rebelaban contra los generos que estaban en boga. Aparentemente la sociedad y la cultura no habia sufrido notables fluctuaciones desde el siglo XXI. Empero existia un hecho fundamental que si habia sido modificado. Aunque muchos lo ignoraban porque ya habian transcurrido demasiados años, el Dios que reinaba durante los finales del siglo XXI habia sido derrocado. Su tirania habia sido desmantelada y algunas versiones indicarian que este Dios aun caminaba junto a los hombres cada tres años, lapso en el cual este Dios autoritario y anacronico tenia que esperar para regresar a la Tierra durante un dia mientras le practicaban numerosos castigos que hubiesen acabado con la vida de cualquier mortal ordinario".

Juan habia dejado de leer para contemplar las fisonomias de los niños que estaban sentados a su alrededor y que escuchaban la historia con entusiasmo y tal vez con algo de temor. Ellos se encontraban en el siglo XXXI, por lo que ese libro ya constituia una antiguedad. Sin embargo los niños, los cuales eran amigos de su pequeño hijo, parecian estar muy interesados por aquella historia universal y algo cliché.

-Por favor Juan, segui leyendo... -enuncio enfaticamente Luciano, el mejor amigo del hijo de Juan. 

-Esta bien -dijo Juan mientras le sonreia.

"Cuenta la leyenda que antes de que existiera nuestro Dios actual reinaba un Dios tiranico el cual era denominado como El dios del cristianismo. Muchos de los habitantes creian que no existia puesto que este jamas se manisfestaba. Su historia se esncontraba plasmada en un libro titulado La bieblia. En el se relataba como era que dios habia cncebido el mundo y a los primeros humanos como asi tambien como habia castigado a los sere humanos por desobedecerlo en reiteradas oportunidades.

Muchas personas empleaban la figura aterradora de este dios impetuoso con el objetivo de asustar a los niños discolos amenazandolos con que si estos hacian algo indebido entonces este dios iba a castigarlos y los enviaria al infierno luego de su deceso. Los niños obedecian ordenes como consecuencia de estas amenazas al igual que los adultos aunque estos lo hacian en menor medida ya que no le taian tanto pavor como los niños le tenian. 

El hecho es que    

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: